domingo, 13 de noviembre de 2016

Y llegas al final del arcoiris...

Disfrazadas las realidades,
Acabas de surgir,
De una cárcel multicolor,
Malestar constante.

Fantasías intangibles,
Heridas inalcanzables.
Hermosas rosas adornan mi tristeza.
Hermoso aroma fresco a sereno, acompaña el silencio.

Tras la lluvia y el frío,
Me alcanza el desconcierto.
Y caen tus palabras tal cuales hojas muertas de invierno.

Pesan en sentido de la ligereza.
Al final del arcoiris,
Tu habilidad para mentir, pelear y ganar.

Vulnerable sorbo de aquella neblina,
Cegada bajo inciertos desprecios.
Justo extraño la hedionda nicotina,
Solo para prepararme y odiar la ingenuidad.

Inconscientemente solo inspira la pena, el odio y el dolor.

Ana Lerma 2016

Desapareces mientras duermes

No de modo selectivo. Vas muriendo de a poco, cada vez que amanece con pesar. Aquel esfuerzo al despertar, Vaga incomodidad.... Una vez...