domingo, 19 de marzo de 2017

¿Esquizofrenia o Posesion?

Antes de comenzar con el tema, es necesario mencionar un breve concepto de lo que es la esquizofrenia sin meternos en las causas, cuadros clínicos y sintomatologia, para su facil comprensión.



La esquizofrenia es un trastorno mental que se encuentra dentro del grupo de los llamados trastornos psicóticos. Las personas afectadas de esquizofrenia pueden presentar una grave distorsión en el pensamiento, la percepción y las emociones, Una de sus características es la alucinación visual y auditiva.



La Posesion Demoniaca: A lo largo de la historia diferentes culturas, civilizaciones y religiones hablan de espíritus desencarnados que invaden los cuerpos vivos de los seres humanos, controlando sus propios deseos de forma física. La actual Iglesia Católica es una de las instituciones que cree en la idea de la posesión demoníaca, promoviendo en cierta medida, al tener sus propios equipos de investigación y especialistas en exorcismo. Con el avance de la ciencia en el área del análisis en el cerebro humano y el concepto de las enfermedades mentales la posesión ha quedado relevada a un segundo término. Asombrosamente, incluso la Iglesia ha llegado a aceptar ciertos descubrimientos sobre las enfermedades mentales, a pesar de que la Iglesia católica y la ciencia han tenido ciertos desacuerdos.


Anoche mientras publicaba en un grupo de facebook, sobre trastornos y síndromes, comentando con una conocida que admiro y aprecio mucho (La escritora Marisol Vera Guerra ), recordé una experiencia que tuve aproximadamente en el 2008, en el Hospital Civil de Cd Victoria, Tamaulipas, realizaba mis practicas clínicas como estudiante de la facultad de enfermería adscrita en la UAT.

Trata de un paciente, (Don Mario), el cual apenas puedo recordar su rostro, en ese entonces yo debía tener 18 años y sin embargo, no podría un día olvidar la mirada de ese paciente, era mas que perturbadora. 

Les hablare del área. Se que cuando acuden a los hospitales no notan ciertos detalles, ya que se encuentran en una situación de duelo y estrés que nos les podría permitir observar mas allá de su familiar, el Área de Hospitalizacion Hombres, en ese hospital situado en el 21 y 22 Rosales, esta alojado enseguida del estacionamiento, no es la decadencia y el hastió en el rostro, de las personas alrededor fatigadas y débiles lo que te deprime, es algo mas que ello. Algo que no puedes simplemente tratar de explicar, tendrías que verlo y olerlo. Dentro de esa área existían dos cuartos aislados, y atrás de ellos dos cuartos francamente los recuerdo de lo mas maltratados en infraestructura, tanto como de tuberías, como pintura, y las camillas muy viejas y oxidadas. Ahí se mantenían a los reos, encadenados o esposados a la misma cama, quienes estaban custodiados por dos guardias justo afuera de esas habitaciones, En esas habitaciones habían dos camillas pero en donde estaba Don Mario, solo estaba ocupada por el.

Su condición era la un paciente de 42 años esquizofrenico, con síndrome metabólico, notoria ictericia en la piel, y una fractura en el peroné izquierdo, el cual tenia una polea de contra peso, con una cubeta con cemento, No se nos tenia permitido entrar a solas y sin supervicion a atender al paciente, ya que había referencias de que era agresivo, y había intentado morder al personal que se acercara.
Se decía que el era sicario y que había violado y comido partes de una niña de 4 años, lo cual en relación a el aspecto de El, del área, del mismo hospital caía como anillo al dedo de una muy pesada guardia, emocional y físicamente hablando.

Cuando entre por primera vez, no vi nada que me sugestionara o llamara demasiado la atención, ya que entramos como 10 alumnos y francamente veníamos haciendo mucho desorden. El problema fue cuando entre una segunda vez a administrar medicamento, baño y curasion al paciente. Entre con un compañero, ya que la rutina era en parejas de hombre y mujer, Mi compañero era bastante despistado y no sujetaba bien las muñecas del paciente y el mismo se rasguñaba y pellizcaba hasta sangrar, mientras yo le estaba dando de comer, fue la primera vez que le puse atención a los ojos, inmediatamente quede espasmada, el no me miro, pero de cierto modo se daba cuenta que yo lo observaba, para mi desgracia, mordió el cierre de mi bata clínica y sinceramente me asuste mas de las carcajadas que dio, ya teníamos con el 1 semana y no lo había escuchado emitir ningún sonido, su risa era espeluznante, era como tres a cuatro voces en el mismo momento.

Los médicos consideraban aquella teoría de que algunos pacientes psicóticos manejan áreas del cerebro que nosotros usualmente no hacemos, y eso explicaba porque pasaban cosas extrañas como manejar varias cuerdas de voz al mismo tiempo, o que las tela mosquitera de las ventanas estuviera como si la golpearan por dentro.

Por otro lado las enfermeras decían que estaba poseído y no entraban a la habitación a menos que el guardia solicitara algo en especifico fuera de la rutina del tratamiento, curasion, comida y baño.


Algunos pacientes tenían piojos o liendres, sobre todo los mismos reos, y eso nos ponía de nervios constantemente, pero este paciente todas la mañanas amanecía con los piojos y liendres secas alrededor de su almohada, moscas atarantadas rodeando el suelo, y ese hedor de las secesiones viscosas que de su fractura solía supurar.
Ademas hacia un ruido extraño con la boca, como cuando dices "noc noc" en aumento empezaba despacio, y después casi gritando con su peculiar, voz extraña, que parecieran en realidad, varias personas al mismo tiempo, cuando un paciente fallecía.
El se daba cuenta, y nadie quería hablar de ello, ya que no tenia modo de saberlo, hasta que empezaba a hacer ese ruido extraño nos percatábamos que el ya se había dado cuenta, soltaba sus carcajadas, cada que algún paciente del interior del área ya había sido amordazado en sus sabanas.

Contraía sus nudillos, sus dedos y su cabeza como si estuviera dislocado y solía mantenerse así, durante muchas horas, siempre que entraba alguien a la habitación sonreía .... pero su sonrisa no era nada agradable, era cínica, esperaba algo, una oportunidad de hacerte sentir miedo o infundir algún acto violento en ti, a veces no estaba sujeto de las muñecas y sus uñas eran bastante largas que daban escalofríos, en ocasiones también tenia excremento y sangre en las uñas, pero su pañal estaba limpio y seco, 

Era una situación muy estresante, varias compañeras pidieron cambio de área   ya que salias de ahí sintiéndote moralmente en conflicto, los compañeros decían que era una posesión y yo me negaba a creerlo pero realmente

¿Como te explicas que el hiciera el mismo ruido, unicamente cada que fallecía algún otro paciente? ¿la mosquitera de las ventanas golpeada por dentro, si el estaba encadenado a la cama y esposado? ¿que se escucharan al mismo tiempo 3 a 4 voces? ¿la contorcion en su cuello y dedos de las manos? ¿las liendres secas diariamente, hormigas y moscas debajo de su cama? A pesar de las fumigaciones no cedían los insectos, así que esto me ha dejado muy impresionada y hasta la fecha lo sigo compartiendo ya que puse en tela de juicio mis conocimientos clínicos.

Lo dude, quizá estuve con un paciente  esquizofrenico y agresivo, cursando crisis psicótica o realmente con algo mas... No lo sabre, me gusta mantenerme imparcial porque lo viví de cerca, no fue algo que me platicaron o que leí, supongo siempre dije ser exceptica pero cuando te toca participar en algo así, debes de ver un poco mas allá de solo fármacos y neurotransmisores, estímulos y descompensaciones.

Te lo dejo a tu criterio, si también has tenido la oportunidad de pasar por una situación similar seria estupendo lo compartieras

Saludos.




( La primera imagen en blanco y negro del blogspot es EMILY ROSE  es en realidad una joven alemana llamada Anneliese Michel. Desde su nacimiento el 21 de septiembre de 1952, Anneliese Michel disfrutó de una vida normal, educada religiosamente desde que era muy pequeña.


Sin advertencia, su vida cambió un día de 1968 cuando empezó a temblar y se dio cuenta de que no tenía control sobre su propio cuerpo. No pudo llamar a sus padres, Josef y Anna, ni a ninguna de sus tres hermanas.


Un neurólogo de la Clínica Psiquiátrica de Wurzburg, Alemania, la diagnosticó con el “gran mal” de la epilepsia. Debido a los fuertes ataques epilépticos y a la depresión que sigue, Anneliese fue admitida a tratamiento en el hospital.

Poco después de comenzar los ataques, Anneliese empezó a ver imágenes diabólicas durante sus rezos diarios. Era el otoño de 1970 y la joven estaba atormentada con la idea de que estaba poseída. Voces empezaron a perseguirla diciéndole que iba a “achicharrarse en el infierno”.

En el verano de 1973 sus padres visitaron a diferentes pastores solicitando un exorcismo. Sus requerimientos fueron rechazados. Los ataques no disminuyeron y su conducta se volvió mucho más errática.

En su casa en Klingenberg, insultaba, golpeaba y mordía a sus familiares. Se rehusaba a comer porque los demonios se lo prohibían. Anneliese dormía en el suelo de piedra, comía arañas, moscas y carbón, y bebía su propia orina.

Luego de hacer una exacta verificación de su posesión en septiembre de 1975, el obispo de Wurzburg, Josef Stangl, le ordenó al padre Arnold Renz y al pastor Ernst Alt a practicar un “gran exorcismo” a Anneliese.

La base para este ritual era el “Rituale Romanum”, él cual era un canon legal válido desde el siglo XVII. Se determinó que Anneliese debía ser salvada de varios demonios, incluyendo a Lucifer, Judas Iscariote, Nerón, Caín, Hitler y algunas otras almas atormentadas.

Entre septiembre de 1975 hasta julio de 1976 se le practicaron una o dos sesiones de exorcismo por semana. Los ataques de Anneliese eran tan fuertes a veces que debía ser sostenida por tres hombres e incluso hubo que encadenarla.




Se hicieron más de 40 grabaciones durante el proceso con el propósito de preservar los detalles. El último día del exorcismo fue el 30 de junio de 1976, y para este punto Anneliese sufría de neumonía, estaba completamente delgada y tenía fiebre muy alta.

Lo último que le dijo Anneliese a sus exorcistas fue: “Rueguen por el perdón” y a su madre le dijo: “Mamá tengo miedo”. Anna Michel grabó la muerte de su hija al día siguiente, el 1 de julio de 1976. De acuerdo a la evidencia forense, Anneliese murió de hambre.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

OSCURIDAD

Me abrigo bajo el manto de esta inestable oscuridad que se aloja en mi pecho. Acariciando lentamente mis perturbados pensamientos. Aunada ...