viernes, 2 de junio de 2017

Infancia Sin Contexto

Esto fue redactado hace algunos años y hasta hace algunos meses, recién la decidí subir a las redes sociales. Habla de una pequeña niña que crece con severos traumas respecto a su aspecto.Pero crece y despues de tantos años se percata de que es un total caso perdido, se mete en algunos lios no especificados que simplemente detonan sus conductas.




Algunas de las tendencias aqui descritas son: Trastorno de la identidad disociativa, Bipolaridad- Ciclica. Distimia, Depresion mayor, Tendencias psicoticas tempranas, suicidio, parto prematuro, soledad, despersonalizacion, neurosis, ansiedad y automutilacion.

Los invito a leer INFANCIA SIN CONTEXTO- NOVELA CORTA DE ANA LERMA 

INFANCIA SIN CONTEXTO

Ella estaba por cumplir 28 años... Creo que aún le faltaba tanto por aprender, disfrutar y redimir. Sentía que no había vivido, sólo había improvisado.

Francamente estaba agobiada de siempre tener que bajar la cabeza y rendirse ante el menor obstáculo, obstáculos que incluso ella misma inventaba, excusas para alejarse. Algunas noches sin embargo, conseguía dormir ... Y dormía demasiado, que incluso no podía despertar, o no quería hacerlo. Estar despierta para Ella era doloroso, tenia la mirada distraída y las sonrisas como muecas, se escondía y me gustaba pensar que era solo su manera de ser, pero sabia que en el fondo no estaba bien. Pero a pesar de los años, no podía derrumbar la barrera que tenia casi paranoicamente salvaguardada. 
Era como si sintiera un tipo de inconformidad, siempre. Ella solía decir que, era por que no se esforzaba lo suficiente. Estaba, en un punto al borde de una enorme y brillante Y griega imaginaria, y sabia exactamente que camino tomar, al menos eso repetía...

Hablaba como si debiese despedirse.

Teresa: - Quiero acabar con esto, acabar conmigo, dejar de hacer daño.- (Miraba a la ventana, se incorporo y se marcho.)

Nunca me dejaba decir nada, no era de las personas que buscan aprobación o consejos y casi por necesidad y no por imposición, hablaba de cambiar. Recién salia con una persona mayor, responsable, cariñoso, atento y detallista. Creo que eso al principio la perturbaba, como si no lo mereciera, pero en realidad, era porque no sabia como reaccionar. Y lo entiendo perfectamente.

El dolor se convirtió en una fuerte adicción, a veces sueles provocarlo inconscientemente, otras veces parece que lo atraes. Y sin embargo, evolucionas con una apatía a la vida, la carencia de estímulos, te llevan a pasajes intoxicantes... Pierdes el sentido a todo, el gusto por vivir, te conoces dentro de tu desorden, pero te percibes tan pequeño e insignificante que todo es irreal. Vives siendo un espectador de las personas, vives observando sin detenerte a disfrutar, sentir y permitirte ser parte de algo, de alguien.

¿Pero como llegas hasta este punto, en el que es tan desagradable respirar e incomodo sonreír?

Capítulo 1, Bomba de Tiempo:


Primaria:

"- Recuerdo persistentemente que no existía en el mundo, nadie absolutamente NADIE más importante que mi padre, el cual veía poco, porque El trabajaba en la ciudad de Guadalajara Jalisco, y yo en el estado de Tamaulipas. Siempre llegaba de sorpresa, en las madrugadas una o dos veces al mes, y yo corría abrazarlo, nunca llegó con las manos vacías.
Yo cursaba 4o de primaria, era una niña gordita, mi papá era el único que no se burlaba de mi peso, y yo esperaba ansiosa verlo, porque nunca me sentí cómoda conmigo, y con las típicas burlas e insultos, todos los días lloraba, tenía hambre pero me producía vergüenza comer, Llegue a pensar que era algo malo para mi, No culpo a mi madre, ella no tomo las mejores decisiones en cuanto a "ayudarme" Más bien, Ella creía que el prohibirme comer me haría bajar de peso, y lamentablemente yo siempre tenía hambre. Siempre tenía miedo, que deje de hablar. Comencé a hacer deporte y era buena, pero no bajaba lo que mamá deseaba que bajara.
Y me tenia estresada respecto a ello. Como en todos los casos de baja autoestima, si... Yo también llegue a herirme, lo hacía para castigarme. Tenía 10 años y ya sabía cómo ocultarlo, posteriormente era una herramienta para no llorar, Saben: cuando me decían algo así como
* pinche puerquita.
Yo sonreia torpemente y me aguantaba las ganas de llorar, pero siempre corría al baño a "contenerme" es decir, a cortarme las piernas, los brazos...
Cuando me gradué de la primaria sentí un gran alivio, dije por fin a llegado el día en que no tenga que seguir lidiando con estos animales.
Pero no todo acabo ahí.

- Secundaria.

Mi primer día de secundaria, fue una clase de Geografía, a las 6:50 de la mañana, veía rostros conocidos, todos muy peinados con el gel aún escurriendo por sus orejas, uniformes muy limpios y planchados, creo que jamás volví a ver algo así (sarcasmo.)
Cabe mencionar que yo fui la única que sabía los nombres y composiciones de los planetas, pero alguien me aventó un papel en la cabeza, Y comprendí que había comenzado "mal."
En el recreo como todos alguna vez, buscaba donde sentarme, donde comer mi manzana, demasiado movimiento, me sentía perturbada con tanta gente, me regrese al aula. Comencé a ser aún más seria de lo habitual. Cambié mi lugar favorito de la butaca (justo frente al pizarrón) y me fui hasta el final, pegada a la ventana de la jardinera, y así era como cambié de ver el rostro del profesor en clase, a evadir las miradas de las personas, a ver la nada y sin embargo nunca baje de calificación. Por algún motivo que no me queda claro, odiaba a todos y cada uno de ellos: los compañeros. Me parecía muy estúpido que no pudieran leer sin pronunciar mal las palabras o en su defecto, que aún no pudieran dejar de actuar como animalitos enjaulados. Me irritaba que el niño más "guapo" fuera un Junior que solía insultarnos y me irritaba que las niñas más "bonitas" fueran las mas burras. Creo que era del clan de los ñoños o nerds, pero nadie escuchaba la música que yo escuchaba. Y de pronto de ser la ñoña ya era la emo del salón.
Al menos dejaron de insultarme, ahora todos me tenían temor. Sobretodo por un incidente, había una parroquia justo a un lado de la secundaria, (La divina Providencia en cd Victoria Tamaulipas) y yo golpee un par de niños (si, varones) justo frente a la puerta de la iglesia hasta que los hice llorar. A partir de ahí, lo tome de pretexto para no verme en la penosa necesidad de tener que hablar. Entonces supongo que esa fue la razón del, siempre estar enojada, en esas epocas (2001- 2003.) Lamentablemente también en casa, .... odiaba gritarle a mi mamá, pero no podía con el resentimiento. Era como si quisiera intimidar y alejar a todos de mi, el problema es que si lo logré. ( 😐😐 )

Preparatoria

Era Agosto del 2003, yo contaba con 14 años, ya no era gordita pero me seguía sintiendo incómoda conmigo. En esas épocas estaba de moda el "ipod" y "usb" y yo tenía infinidad de canciones de las siguientes bandas:
* Bathory
* Cradle of filth
* Dark Funeral
Existe una cultura peculiar, el usar auriculares e inmediatamente olvidarse del resto del mundo.
Y esa fue la razón por qué empeore, hacia a un lado los problemas y seguía concentrándome en lo mío. Ello también es una forma de hacerse daño, el ignorar los problemas.
Todas las compañeras, querían estar conmigo, pero yo estaba mejor sola. Me escondía de ellas, no quería ser parte de nada, tampoco era femenina."

Hasta ahí sabia de Teresa y su infancia, puedo comprender que, en resumen; Uno decide pertenecer en estos estados solitarios, por elección propia. La felicidad nos aterra y creemos que nada, nunca va salir bien, nos convencemos a nosotros mismos que estamos "bien" y no, no es locura y quizá tampoco meramente un diagnóstico de depresión: Es estar solo y triste: Confundido por la vida, caminar adivinando, inventando, creando.... Pero reservándose, entonces cada vez que algo potencialmente estable te alcanza, terminas huyendo, si. Adoptas actitudes extrañas, y de momento no te das cuenta, que es un círculo vicioso. Que siempre quieres estar solo, porque es lo único que sabes manejar. Que siempre cualquier detalle te hará querer desaparecer de inmediato, Que No toleras bien los estímulos afectivos y entonces te alejas, te alejas tanto que te pierdes de ti mismo...



Se dice que esperaba las madrugadas, para escribir, pintar, dibujar, pensar. Durante el día, se mantenía como un robot, tratando de tener una rutina y ser ordenada, sin altibajos, como una línea horizontal, un tono gris constante: No feliz, No enojada, No triste.. ahorrando vida apresurada, ahorrando tiempo que igual se esfumó... Era muy inteligente, yo la admiraba aunque le tenia cierto temor o respeto, sentia que en cualquier momento iba explotar. Creo que en el fondo los que sentiamos empatia por ella pensabamos igual, un secreto a voces.

Deseaba desaparecer si, lo deseaba y no lo ocultaba. Cada que algo se salía de su control, tenia esa mirada, penetrante y ausente, Ella era su peor enemigo... Nunca se perdonaba el fallar, por ello prefería no arriesgarse. Fue muy extremista al respecto. Realmente nunca la conocí, aunque viví con Ella algún tiempo, y me doy cuenta, por el modo obsesivo en que se sentía invadida y vulnerable, cuando alguien la despreciaba: Simplemente amaba estar sola, pero nunca estuvo sola... ...

Compensaba sus inseguridades con otros talentos, tenia ciertos dibujos y algunas pinturas: Más no era buena en ello, pero se le llenaban los ojos de emoción y recordaba:

Teresa decia: -"Solía sentarme frente a la luna por horas, sin pensar en absolutamente nada, y después amanecer pintando. Cuando creces siendo una niña insegura, hasta cierto punto es bueno, pues desarrollas otras habilidades cuando estas a solas contigo misma, razonas distinto e incluso puede que observes cosas que los otros no, pero aun así... no importa lo que pase, nunca te agrada tu reflejo, entonces te invades de actividades para no pensar en ello. Pensé que con los años eso se arreglaría sólo, hoy veo que no ha disminuido demasiado esa sensación. Lloré no se que tanto tiempo hasta que mis lágrimas desaparecieron... Lloré diariamente, por años. Y durante el día, todo era "perfecto." Fumaba de manera compulsiva, era mi manera de destruirme y matarme lentamente. Me desagradaba tanto mi cuerpo, mi rostro, mi piel llena de cicatrices viejas, estrías. Mis heridas no me avergüenzan, solo hay veces en que me molesta mucho, que se me queden viendo como si estuviera loca, y no estaba loca, solo estaba triste y sin amigos reales. Me convencí que jamás nadie nunca me aceptaría, y no cambie de opinión, pero no me juzges ... ya soy adulto, soy fuerte sabes; Se manejar esto...-"




Mi Infancia Sin Contexto☆

Siempre te muerdes los labios, cuando piensas que alguien pueda notarlo. Se te dio mucho cuando niña, más.. aún más que un complejo de electra! 

Una memoria alternativa y muchos traumas en mi infancia sin contexto.

De tú error, no habrá jamás un control, ni un tratamiento definitivo, pero ahora que soy adulta:

-Estoy consiente y muy alerta de mi propia"enfermedad mental"

Cuando te cortan de tajo las alas, así tan imprudentemente ... Lograbas conformarte con poca atención, desesperada por amor, cegada en ausencias.

¡¡Pero crecí!! Y terminé con tanto miedo a querer (y aquí estoy queriéndole a alguien por primera vez)

Yo crecí con una habilidad para alejarme de las personas, mi arrogancia a veces es solo la evolución de mis mismos viejos miedos.

Recuerdo que te vi de cerca, tus pequitas eran desagradables... teníamos 8 años; sentiste pena por ti... creías que también me burlaría.

-Pero busque abejas en tú patio, ahi las reunimos sobre un bloc en pedazos.

Tu tenías cierta inquietud retorcida y ese dia, conocimos el olor y los colores de la sangre, (situación que mas adelante se volvería rutina y adicción.)

Anochecía y no recuerdo nunca antes, haberme dado cuenta de lo rápido que se esconde el sol, casi camuflado entre las nubes. . . En el fondo una canción inolvidable de caifanes (aún hoy mi banda favorita.)

Podemos ser pobres y es ese un estado temporal, pero sentirse tan jodida durante tantos años; Término por convencerme de NO salir de la profundidad.

Deje de creer, deje de soñar, deje de pelear - en fin, crecí - Ya no puedo irme al baño a auto flagelarme y llorar. Pero sin embargo todo se arruino: Nunca, cuando prolongadamente, estas perdida... logras regresar inmune y mucho menos como "saber vivir"

Abandone a esa niña pecosa y tímida, esa tarde (MI INOCENCIA). Porque no sabia consolarte. Solo te abandone fui egoísta al presionarte...

Y no pronto dejare de culparme de estar en situaciones peligrosas cuando ni siquiera podía memorizar bien las tablas.

Aprendimos a vivir a empujones, no era lo ideal pero parecía mas estable.

Intento dejar de culparme, y se que el dolor pronto, se convertirá en algo hermoso.

((Ana Lerma.))




Capítulo 2, Estragos

Finalmente, yo la admiraba también cuando era firme y solidaria. Era aparentemente, insensible, inquebrantable, fría y quizá algo sombría, Era hermosa. No se necesita escarbar mucho en lo que dejo escrito, para darse cuenta, que bien, sólo era un mecanismo de defensa. Aun así no bajo la guardia, aún así permaneció firme. Pero se canso, y yo quiero creer que es posible cambiar, quiero creer de pronto un buen dia voy a sentirme distinta al despertar... Que ella estará aquí, con sus brazos en la nuca, el cigarrillo en la boca y viendo el techo, inmóvil, inerte, como una imagen. Si.... ella era como una imagen.



Meditacion..☆

En un abril del 2009. Conocí el mar, en una hermosa madrugada.

Distante caminata, la oscuridad era de climas accidentalmente perfectos. 

Frias y lisas las olas rodeando la luna; no podía distinguir, a la lejanía, donde terminaba el mar y comenzaba el cielo.

Recordé que era entonces, sencillo viajar.

No pensaba claro. Pero fascinada les sonreía, todo el tiempo. Me sentía un poco infantil.

En el espejo, jure en vano, no volver hacerlo. Y aquí estoy de regreso, despistada y decepcionante. Tratando de conservar los candados.

Y recorrí inerte, los llantos ajenos, sin anhelo de precisar que todo es lento, pero vuelve a su lugar.

Si pudiera explicar: lo hermoso que es estar ahi, asi, llorar sin dolor en la madrugada... incluso aun sin derramar ni una lágrima.

Todo empieza con la respiración y la noche te abraza haciéndote el amor con su magia.

(Continúa; casi lo logro) Que aquí de imprevisto vine hacer raíces, hasta saber a que época es donde pertenezco.

Le doy la bienvenida, a esa idea que quiere instalarse, con reserva la trataré de persuadir... ("total...")

La noche parece mas peligrosa, justo antes del amanecer. El mar comienza a alterarse, las Olas a levantarse y es justo ahi cuando tome esas enormes bocanadas de aire llenando mis pulmones.

-¿Sabes?; Qué no daría por volver a esperar el amanecer junto al mar; en total silencio, en total soledad, es una oscuridad distinta. El mar es brillante, con millones de estrellas, reflejos en constante movimiento y no te sientes "sola".

El mar es complicado, y tan atractivo que es traicionero.

Se, que de nadar un poco mas lejos (cegada de la emoción), hubiera muerto.

Nadaba hacia ningún rumbo, perdiéndome consiente de los bultos. Nadie me extraño y fue excitante -La Luna, el mar y Yo-

Era encandilante, pensaba tantas cosas, tenia tanto frío y miedo al principio.

Temblando me senté en la orilla, de espaldas al mar. De espaldas a la vida.

Intentaba calmar mis temores. Manipule mi actitud de tal modo que evite voltear, ignorando las olas, cerrando fuertemente los ojos...

Controlarme asi fue uno de mis mayores logros, espiritual y físicamente establecí un vinculo desconocido, sobria y natural.

Llegue a ese punto que de verdad, ¡necesito ahora!.. llegue a tener mi mente en blanco, de desear morir o desear vivir, satisfecha en la naturaleza sin necesidad de nadie.

Aveces veo la luna, con melancolía y extraño tanto verla de cerca, no se ahora, después de varios años, Qué es lo que pasaría. . . Pero necesito un poco de esa claridad, de ese frío, de esa oscuridad.

De ganas de vivir, de ganas de morir. . . De volver a sentirme plena.

((ANA LERMA))



Todas sus ideas eran fugaces no creo que la dejaran respirar, imaginé largo tiempo viendo el mar, imaginé como es que logro tan solo desaparecer; Ahí. Pero lo fue elaborando a través del tiempo ella así lo eligió. No imagino que pasaba por su mente, en ese momento en que desapareció, espero al menos estuviese tranquila, serena como solía mostrarse ante situaciones complicadas.

La ultima vez que la vi, sonreía mas de lo habitual, era extraño. Era extraño y debí detenerla, dijo: -" Voy a despertar, vivir.... Voy a no estar."- Como siempre decía las cosas de manera metafórica era difícil saber, cuando estaba citando algún verso o siendo sarcástica. En una ocasión, bebíamos un poco de alcohol y me dejo ver todas sus cicatrices, y describió cada una de ellas... Dijo que le ayudaban a no llorar, comento un caso de violación y las pesadillas que tenia, razón por la cual no dormía de noche y no salia con hombres desde hace tiempo. Tenia miedo, dijo que esa persona la tomo por sorpresa e intento asfixiarla, que cuando alguien la besaba, recordaba el aliento húmedo y fétido... Dijo: -" Estoy sucia."- No es necesario que nadie lo sepa, el simple hecho de recordarlo es revivirlo y culparme por sentirme miserable todo el tiempo, por no poder defenderme. Son cosas que duelen permanentemente, por eso el dolor físico no importaba, nada se comparaba con el dolor mental. Las crisis nocturnas y la garganta hecha trizas por tanto contener las ganas de gritar. Y toda aquella situación que la hiciera sentir vulnerable de nuevo, era reprobada por ella, como el simple hecho de acercarse sigilosamente por la espalda, la estremecía, se ponía hostil y a la defensiva. El quitar el flequillo de su frente, le era insoportable, ya que quería cubrir su rostro con el.

Y compartió conmigo, un habito que llamaba "Terapia del Viento" y que yo compartiré con ustedes.

Capítulo 3, Sinapsis Esporádica

La terapia de viento, solo podía ser bajo un par de circunstancias; El estado anímico y cuando la noche no tuviera estrellas, aproximadamente en cada Septiembre, cuando no hace tanto frió y también esta nublado. Por que el cielo es purpura y el sereno te nubla la vista al amanecer, es denso. Puedes darte cuenta cuando intentas respirar hondo. Debes dejar de pensar lentamente, incluso pensar en No pensar te agobiara, no te apresures. Cierra tus ojos y siente esa brisa, toma aire y siente como te desliza por las mejillas, por los brazos, y como termina de regreso hasta la nuca el escalofrió. Entonces inevitablemente tiemblas. El tiempo te avisa que es momento, debes estar totalmente sobria. Cuando sabes que puedes relajarte, adopta la tranquilidad, disfrutala.... Dejala cerca, por que cuando menos lo esperas se ira.

Soledad & Tranquilidad.

La tranquilidad, para mi:

Es un estado de felicidad consciente y no tan razonable.

No me atrevo a cuestionarlo, con temor a perder la cordura de nuevo...

(Ya no quiero altibajos)

A través de los años comprendí, que la felicidad no existía.

Yo adopte estar tranquila.

Con mis ojos tristes, con la mirada a veces perdida.

Con mi sonrisa melancólica a veces vacía.

Pero tranquila, al borde del camino a la claridad.

Suspirando más de lo habitual...

Entregada al silencio, en mis laureles, en mis jardines resplandecientes...

Alejandome y huyendo de la adictiva Distimia.

Estando y "no estando" tan presente.

((Ana Lerma.))

Y decidió estar sola, salió con 1 o 2 personas en un margen de 1 año de diferencia, un par de amores platónicos y destinados al fracaso desde el principio.
Parecía más seguro, una relacion a distancia, alguien que no vea todas tus imperfecciones, tus cambios drásticos de humor. Alguien que te escriba diario, y hacerte sonreír todo el día con un "Hola." Alguien a quien no darle explicaciones, del porque de las cosas.




Capitulo 4 Justificando la Ausencia


Comenzó alejarse nuevamente, cada día más seria, retraída y aunque sonriente, parecía fingido. Nunca superó los desprecios, era como una niña grande, y cada que alguien la hacia sentir desairada, solia culparse. Ya el insomnio la tenía lo suficientemente histérica y paranoica, como para salir inmune.
Un septiembre, después de haber estado fuera todo el fin de semana. No volvió a casa, dejo en su habitación la ropa doblada y limpia, perfectamente acomodada, en una carpeta desgastada, los papeles personales y de identificación. Dejo fotografías y dibujos, escritos y libros. Yo encontré una nota justo en el marco del espejo "Soñando eternamente." Ahí fue obvio que sería complicado encontrarla. Recién se le veía hinchada, y algo enferma. No sabíamos la razón, frecuentemente desaparecía días, pero llamaba, siempre llamaba. 
Al hurgar entre los libros, una semana después, cuando estábamos contactando a sus amistades, encontramos lo que parecía un diario, y un certificado de defunción: "Parto prematuro. 24.5 Semanas de Gestación, 28cm, 480 gr, Producto femenino no vivo, Resultado a Ruptura prematura de membranas"
Me estremecí de inmediato, desde el vientre hasta las rodillas. No comprendía, ¿donde estaba ese bebé, donde estaba ella, donde comenzar a buscarlas, donde..?
Al ir al hospital, se confirmaron las sospechas, Teresa tuvo una gestación de aproximadamente 6 meses y se le había realizado un cerclaje y posteriormente una cirugía.

Una enfermera se acerco y nos explicó que demonios era un cerclaje y para que servía, Teresa había descrito en su libreta, que esa noche mientras se bañaba comenzó a salir sangre acompañado de un cólico punzante y en aumento y debió salir a buscar un taxi con las piernas ensangrentadas, apenas poniéndose una bata de dormir, apresurada y sin ropa interior subiendo así al taxi y disculpandose por ello, mencionaba que el taxista le hablaba y le decia "No se preocupe, no debe estar sola, cuando termine mi vuelta vengo a verla" Que irónico que en situaciones así, ella decidiera continuar sola, ¿tan mal se sentía, como para no aceptar ayuda? ¿que le producía tanta vergüenza y orgullo como para no acercarse a sus propios padres? Sólo ella lo sabe, pero lo que me provocó insólitas ganas de encontrarla, sólo para abrazarla fue como comenzó a escribir la libreta:

Venías en mi, y nunca fuiste mia

Viviste dentro de mis entrañas,

Creciendo, solo existiendo.

Nunca me sentí completamente feliz,

Lo acepto.

Nunca te lloré al perderte,

Como nunca sonrei al tenerte...

¿Soy un monstruo?

Nunca se que sentir.

Cuando te conocí, en la morgue.

Te observe detenidamente,

Absolutamente hermosa,

Dormida, piel húmeda como plastilina.

Vi, en tu rostro, tus párpados rosados, inflamados.

Vi, la delgada línea de tus labios,

Tus manos, perfectamente constituidas...

Incluso tus pequeñitas uñas largas y delgadas. Transparentes.

Eras linda,

Fuiste mia,

Eres eterna.

El chofer de la carroza, te tomo sin guantes,
Con un campo estéril, como si fueras nada.
Me pareció vulgar, su forma tosca de tomarte.
Como quien toma un trapo, y lo aleja de la vista, de un visitante.
Pero debí callarme.
Aún estaba bajo tratamiento y me sentía adormilada.
Nena, ahora vives en una cajita, de un poco mas de 15cm.
Algo parecida a un alajero.

Voy cargando con tus cenizas,

Por el mundo entero.

No se donde dejarlas,

No se donde permanecer.

No se que hacer con ellas

Ni siquiera se que hacer conmigo.

Voy cargando con tus cenizas, en silencio.

Voy cargando con la pena.

Sintiéndome culpable, de no llorar

Sintiéndome culpable por ser cobarde y no pelear.

Obtuve mi merecido, si eso cuenta en el hospital,

No había medicos por la madrugada,

Me operaron amaneciendo,

Y yo en un pasillo de urgencias,

En una silla de ruedas, sangrando coagulos, rojo profuso.

Coagulos, similar a la textura de un hígado.

Negros, Guindos.

No podía pedir ayuda, encajaba las uñas en la goma del respaldo.
No quería quejarme,
No podía llorar.
Me quedé frente al reloj, palideciendo
En labor de parto, un parto prematuro.
Parto de nacido no vivo.
Sólo deseaba que acabara pronto.
Ahora se que ese día sufriste, conmigo hasta morir.
Porque el forense dijo que estabas completamente sana. Y que no podían operarme, porque aún estabas viva y probablemente no sobrevivirías.
Por ello me dejaron 4 horas en la sala de urgencias, en esa silla.
Aferrándome a no gritar,
No moverme, todo me producía dolor.
Ahora se que ese día morimos juntas,

Porque no he vuelto a ser yo.

((Teresa))




-"Cada vez mas sombría..... Me siento tan repugnante y desagradable, tenía sangre en las uñas de los pies, tenía toda la bata de la parte inferior empapada, Cuando venía la contracción, sentía como se distendia mi vientre, sentía que las ingles explotarían.... sentia un descontrol en mi respiración. Y eso no importaba, lo que no olvido es la cantidad de sangre que salía de mi, y nadie me ayudaba a limpiarme, estaba desesperada, no había nadie cerca, el reloj parecía no avanzar y yo sentía tanto dolor que en ese momento, no te da vergüenza, ni enojo, ni ningún tipo de frustración. Duele tanto que no tienes tiempo de pensar claramente. Sólo veía gorgojones de sangre oscura salir y salir, abría tanto las piernas e intentaba pujar, pero tenía el cerclaje suturado a mi cervix, que absolutamente nada iba a salir de ahí.... debí con mi mano limpiar la sangre de la superficie, que quedaba en la silla, a puños como si fuera algun tipo de retorcido atole grumoso, esa era la textura.... Eran partes de ella, partes de mi. Y yo hedionda y vacía... Quedé vacía.-"

Capítulo 5.- Sintesis de Inconsciencia


Supongo que la falta de amor propio, hizo que Teresa no fuera una mujer exigente, y se conformaba con tan poco, que bueno, cualquier persona o comentario podía lastimarla. Desde el exterior puede parecer distinto, pero nadie puede opinar deliberadamente por otra persona, solo basándose en panoramas.

Ahora comprendo que trabajó, en dejar un par de pistas a propósito, para llevarlo a cabo. 
Subestimamos a las personas, que actúan de manera extraña o hablan metafóricamente y que, francamente no comprendemos, no préstamos atención a lo que están intentando decir, ya que suelen no decir las cosas directamente...

Pero sonríen mucho, y uno asume que cuando una persona sonríe mucho: es feliz.

O cuando hacen el papel de la amiga sobre protectora, nunca se van a quebrar. Finalmente creo que, nunca la dejaré de esperar, a pesar de que conocí más de ella ahora que está lejos, que cuando estaba cerca.

Eso irremediablemente, me hizo casi de inmediato recordar, cuando se hizo un escándalo porque Jim Carrey, actor/comediante estadounidense estaba en tratamiento Depresivo, o el suicidio de Robbin Williams el de Jumanji, o Yordi Rosado, el de aquel programa "Otro Rollo." Que también acudía por recaídas al psicólogo.

Creo que esas personas ayudan y dan buenos consejos, sólo porque ellos saben que se siente exactamente.... Y son sus últimas dosis de empatia y humanidad, hacia otras personas...

Y las sonrisas, hacen olvidar un poco todo el desmadre catastrófico que hay en su interior, su lucha interna y cuánto se aferran a evadir los problemas, minimizarlos ...

Pero sólo se ríen o sonríen un rato, después son serios, ausentes y un tanto amargados.

Después vienen otra vez con una sonrisa... Sus cambios de humor tan drásticos, nos confunden, como Teresa que un buen día decidió no regresar y abandono a su familia, fue egoísta al hacerlo, y los primeros días la odie y la maldije... Pero ya pasaron 3 años, y no dejo de sentirme triste.

Quizá fue a reinventarse y pronto regrese con su salvaje y rebelde actitud, con sus ojos tristes..
Su mirada perdida, - ¡¡Que ganas de saber todo lo que escondía!! -

Ella siempre te alejaba. Ahora puedo confirmar que las demostraciones de afecto la incomodaban.... En cualquier momento, iba a quebrarse, y explotar...

Ya no lo sé...

Lo que si sé, es que las personas que se auto-lesionan desde pequeños, no lo hacen al principio, con la intención de suicidarse, y tampoco para llamar la atención, por ello se esconden. Es su manera de castigarse. 
Pero aprenden a "solucionar" sus problemas solos, quizá por eso es sorprendente que la mayoría sean bastante inteligentes... Ya que no interactúan con los demás, y tienen más tiempo libre para aprender otras cosas, leer, escribir, componer...

Y sin embargo, existen los alcohólicos, los drogadictos, las personas violentas y agresivas, las personas que cambian de pareja sexual constantemente, las personas que lloran desconsoladamente cuando el pastor ora, incluso se desmayan, todo esto es para evadir algo, es la inestabilidad, dolor, pena, culpa, ausencias....Cada quien elige que hacer para "arreglarse." Y alejarse es opcional y revitalizador algunas veces, es valido sentirse mal, es valido un dia no salir de la cama o llorar toda la noche, es valido cerrar con candados las puertas y protegerse.

Pero no es valido desaparecer, es un acto cobarde y lo sigo desaprobando rotundamente.

¿Pero que pasa cuando creces acostumbrandote a alejarte de las personas?

¿Que pasa cuando creces odiándote y sintiéndote desagradable todo el tiempo?

¿Cuanto tiempo dejaras de hablar, para que los demás no se burlen de tu sensibilidad?

¿Arrastras los problemas, o tienes un radar cronológico para desarrollarlos?

¿Algún día alguien, te llegara amar y comprender tanto que realmente todo eso quede atrás?

¿Existirán esas personas que no se avergüencen de las cicatrices y de las marcas en la piel, aunque esta, esté deformada, maltratada y descuidada....?

Sinceramente, nadie lo sabrá nunca con exactitud, y ello no significa que sea imposible.

ANA LERMA 2016

DEFINICIONES RELACIONADAS:

DEPRESION, CONCEPTO CLINICO: El término médico hace a un conjunto que afecta principalmente a la esfera afectiva: como es la tristeza constante, decaimiento, irritabilidad, sensación de malestar, impotencia, frustración a la vida y puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que es su causa sea conocida o desconocida. Aunque ése es el núcleo principal de síntomas, la depresión también puede expresarse a través de afecciones de tipo, o incluso . En la mayor parte de los casos, el diagnóstico es clínico, aunque debe diferenciarse de cuadros de expresión parecida, como los trastornos de ansiedad. La persona aquejada de depresión puede no vivenciar tristeza, sino pérdida de interés e incapacidad para disfrutar las actividades habituales, así como una vivencia poco motivadora y más lenta del transcurso del tiempo. El origen de la depresión es multifactorial.

ANSIEDAD, (no debe confundirse con Trastorno de Ansiedad) La ansiedad adaptativa o no patológica es una sensación o un estado emocional normal ante determinadas situaciones y constituye una respuesta habitual a diferentes situaciones cotidianas . Por lo tanto, cierto grado de ansiedad es incluso deseable para el manejo normal de las exigencias o demandas del medio ambiente. Únicamente cuando sobrepasa cierta intensidad, en los que se desequilibra los sistemas que ponen en marcha la respuesta normal de ansiedad, o se supera la capacidad adaptativa entre el individuo y el medio ambiente, es cuando la ansiedad se convierte en patológica, provocando un malestar significativo, con síntomas físicos, psicológicos y conductuales, la mayoría de las veces muy inespecíficos.

INSOMNIO El insomnio es la imposibilidad de conciliar el sueño o permanecer dormido durante la noche. Puede causar problemas durante el día, como cansancio, poca energía, falta de concentración e irritabilidad. La mayoría de las personas experimentan insomnio en algún momento de sus vidas. Sin embargo, el riesgo del insomnio aumenta con la edad y con las enfermedades graves, como el cáncer. A menudo, el insomnio agrava otras , como el dolor, la fatiga o la depresión o la ansiedad.

BAJA AUTOESTIMA: La baja autoestima se define como la dificultad que tiene la persona para sentirse valiosa en lo profundo de sí misma, y por tanto digna de ser amada por los demás. Las personas con autoestima baja buscan, a veces sin ser muy conscientes de ello, la aprobación y el reconocimiento de los demás y suelen tener dificultad para ser ellas mismas y poder expresar con libertad aquello que piensan, sienten y necesitan en sus relaciones interpersonales, así como para poder decir "no" al otro sin sentirse mal por ello. En ocasiones las personas que esconden en su interior sentimientos de baja autoestima, suelen ocultárselos a sí mismas mediante el uso de diferentes , (negación, intelectualización, fantasía, etcétera) incluso haber creado a su alrededor una coraza defensiva, para protegerse de la amenaza (a menudo fantaseada) frente a posibles rechazos sociales, incluso a críticas personales u opiniones que cuestionen sus creencias. Las personas con Baja Autoestima suelen experimentar ante situaciones de intimidad y afectivas.

INSEGURIDAD Es una sensación de malestar, o asociado a multitud de contextos, que puede ser desencadenada por la percepción de que uno mismo es vulnerable, o una sensación de vulnerabilidad e inestabilidad que amenaza la propia o el . Una persona que es insegura no tiene confianza en su valía y capacidades; carece de confianza en sí mismos u otros; pueden pensar que los demás les defraudarán, y temerán defraudarles ellos mismos. La inseguridad puede promover estados de , y , o alternativamente, puede alentar conductas compensatorias, como la arrogancia, el , o la agresividad. La inseguridad tiene muchos efectos en la vida de una persona. Hay varios niveles de la misma. Casi siempre causa cierto grado de aislamiento; cuanto mayor es la inseguridad, mayor es el grado de aislamiento. La inseguridad suele tener sus raíces en los primeros años de la infancia de una persona. Como la inseguridad puede ser muy molesta y limitante y la psique se encuentra amenazada, a menudo se acompaña de que se manifiestan en distintos estilos. La inseguridad puede ser superada. Se necesita tiempo, paciencia y una comprensión gradual.

AUTOFLAGELACION: las personas, sobre todo los jóvenes no se golpean sino que se cortan la piel de las muñecas, brazos, piernas o abdomen, hasta hacerla sangrar, como un intento de aliviar el dolor personal, o interno que llevan. Aunque para algunos resulte ser un tema antiguo e inmaduro, este hecho es de gran relevancia, puesto que no es una conducta común en las personas. ¿Por qué se cortan si saben que se están haciendo ? Entender a este tipo de personas que practica la autoflagelación no es sencillo y es que entender los problemas de los demás resulta difícil si no sabes la forma y calidad de vida que esta persona ha tenido.

Muchos de ellos no han tenido una infancia saludable, teniendo que sobrevivir en un ambiente de destrucción, donde el egoísmo, alcoholismo, drogas en la familia, y otras adicciones que van dañando la mentalidad del niño, el mismo que va creciendo con ese modelo de persona. En cambio otros, tienen problemas de trastorno bipolar, son personas psicópatas, tienen conductas impulsivas, sufren de algún trauma, o en diversas ocasiones sufren de depresión. Son diversos los factores que debemos saber para poder entender el porqué estas personas se cortan la piel.

Quiénes son estas personas y por qué se auto mutilan? La automutilación es algo que surge sin aparente razón. Un día, misteriosamente, vas al baño y te clavas un alfiler. O empiezas a escribir cosas en tu piel con algo punzante. Tal vez estabas solo en tu habitación y de la nada comienzas a golpear tu cuerpo contra la pared. O simplemente te muerdes, rasguñas, raspas a ti mismo. Estos son simples ejemplos de automutilación leve, cosas que mucha gente hace sin darles importancia.

El problema, es que muchos no se quedan haciendo esas cosas apenas dañinas, sino que con el tiempo empeoran su actividad.

De golpe, ya no usas el compás, tan útil en matemática. De golpe, rasguñarte es algo tonto y simple, ya ni lo sientes. De golpe, necesitas algo mas fuerte, y vas en busca de ello, sin mas remedio... y es entonces, cuando le tomas el gusto... que se acerca el problema.

Ya pasó el tiempo, ya te has convertido en un auto mutilador con todas las letras, ya usas navajas, Xactos, trinchetas, bisturíes, gillettes. En el peor de los casos, te tiras de lugares altos para golpearte, re arrojas elementos pesados encima. Da igual, el daño físico es cada vez mayor. El sentimiento interno... es igual al que se sintió esa primera vez.

DE ANA LERMA 

( 2016 EXTRAÍDA DEL PERFIL EN WATTPAD

 https://www.wattpad.com/user/Anaflugelazoo )

Esquizofrenia o Posesión

Antes de comenzar con el tema, es necesario mencionar un breve concepto de  que es la esquizofrenia sin meternos en las causas, cuadros clínicos y sintomatologia, para su facil comprensión.

La esquizofrenia es un trastorno mental que se encuentra dentro del grupo de los llamados trastornos psicóticos. Las personas afectadas de esquizofrenia pueden presentar una grave distorsión en el pensamiento, la percepción y las emociones, Una de sus características es la alucinación visual y auditiva.

La Posesion Demoniaca: A lo largo de la historia diferentes culturas, civilizaciones y religiones hablan de espíritus desencarnados que invaden los cuerpos vivos de los seres humanos, controlando sus propios deseos de forma física. La actual Iglesia Católica es una de las instituciones que cree en la idea de la posesión demoníaca, promoviendo en cierta medida, al tener sus propios equipos de investigación y especialistas en exorcismo. Con el avance de la ciencia en el área del análisis en el cerebro humano y el concepto de las enfermedades mentales la posesión ha quedado relevada a un segundo término. Asombrosamente, incluso la Iglesia ha llegado a aceptar ciertos descubrimientos sobre las enfermedades mentales, a pesar de que la Iglesia católica y la ciencia han tenido ciertos desacuerdos.

Anoche mientras publicaba en un grupo de facebook, sobre trastornos y síndromes, comentando con una conocida que admiro y aprecio mucho (La escritora Marisol Vera Guerra ), recordé una experiencia que tuve aproximadamente en el 2008, en el Hospital Civil de Cd Victoria, Tamaulipas, realizaba mis practicas clínicas como estudiante de la facultad de enfermería adscrita en la UAT.

Trata de un paciente, (Don Mario), el cual apenas puedo recordar su rostro, en ese entonces yo debía tener 18 años y sin embargo, no podría un día olvidar la mirada de ese paciente, era mas que perturbadora. 

Les hablare del área. Se que cuando acuden a los hospitales no notan ciertos detalles, ya que se encuentran en una situación de duelo y estrés que nos les podría permitir observar mas allá de su familiar, el Área de Hospitalizacion Hombres, en ese hospital situado en el 21 y 22 Rosales, esta alojado enseguida del estacionamiento, no es la decadencia y el hastió en el rostro, de las personas alrededor fatigadas y débiles lo que te deprime, es algo mas que ello. Algo que no puedes simplemente tratar de explicar, tendrías que verlo y olerlo. Dentro de esa área existían dos cuartos aislados, y atrás de ellos dos cuartos francamente los recuerdo de lo mas maltratados en infraestructura, tanto como de tuberías, como pintura, y las camillas muy viejas y oxidadas. Ahí se mantenían a los reos, encadenados o esposados a la misma cama, quienes estaban custodiados por dos guardias justo afuera de esas habitaciones, En esas habitaciones habían dos camillas pero en donde estaba Don Mario, solo estaba ocupada por el.

Su condición era la un paciente de 42 años esquizofrenico, con síndrome metabólico, notoria ictericia en la piel, y una fractura en el peroné izquierdo, el cual tenia una polea de contra peso, con una cubeta con cemento, No se nos tenia permitido entrar a solas y sin supervicion a atender al paciente, ya que había referencias de que era agresivo, y había intentado morder al personal que se acercara.

Se decía que el era sicario y que había violado y comido partes de una niña de 4 años, lo cual en relación a el aspecto de El, del área, del mismo hospital caía como anillo al dedo de una muy pesada guardia, emocional y físicamente hablando.

Cuando entre por primera vez, no vi nada que me sugestionara o llamara demasiado la atención, ya que entramos como 10 alumnos y francamente veníamos haciendo mucho desorden. El problema fue cuando entre una segunda vez a administrar medicamento, baño y curasion al paciente. Entre con un compañero, ya que la rutina era en parejas de hombre y mujer, Mi compañero era bastante despistado y no sujetaba bien las muñecas del paciente y el mismo se rasguñaba y pellizcaba hasta sangrar, mientras yo le estaba dando de comer, fue la primera vez que le puse atención a los ojos, inmediatamente quede espasmada, el no me miro, pero de cierto modo se daba cuenta que yo lo observaba, para mi desgracia, mordió el cierre de mi bata clínica y sinceramente me asuste mas de las carcajadas que dio, ya teníamos con el 1 semana y no lo había escuchado emitir ningún sonido, su risa era espeluznante, era como tres a cuatro voces en el mismo momento.

Los médicos consideraban aquella teoría de que algunos pacientes psicóticos manejan áreas del cerebro que nosotros usualmente no hacemos, y eso explicaba porque pasaban cosas extrañas como manejar varias cuerdas de voz al mismo tiempo, o que las tela mosquitera de las ventanas estuviera como si la golpearan por dentro.

Por otro lado las enfermeras decían que estaba poseído y no entraban a la habitación a menos que el guardia solicitara algo en especifico fuera de la rutina del tratamiento, curasion, comida y baño.

Algunos pacientes tenían piojos o liendres, sobre todo los mismos reos, y eso nos ponía de nervios constantemente, pero este paciente todas la mañanas amanecía con los piojos y liendres secas alrededor de su almohada, moscas atarantadas rodeando el suelo, y ese hedor de las secesiones viscosas que de su fractura solía supurar.

Ademas hacia un ruido extraño con la boca, como cuando dices "noc noc" en aumento empezaba despacio, y después casi gritando con su peculiar, voz extraña, que parecieran en realidad, varias personas al mismo tiempo, cuando un paciente fallecía.

El se daba cuenta, y nadie quería hablar de ello, ya que no tenia modo de saberlo, hasta que empezaba a hacer ese ruido extraño nos percatábamos que el ya se había dado cuenta, soltaba sus carcajadas, cada que algún paciente del interior del área ya había sido amordazado en sus sabanas.

Contraía sus nudillos, sus dedos y su cabeza como si estuviera dislocado y solía mantenerse así, durante muchas horas, siempre que entraba alguien a la habitación sonreía .... pero su sonrisa no era nada agradable, era cínica, esperaba algo, una oportunidad de hacerte sentir miedo o infundir algún acto violento en ti, a veces no estaba sujeto de las muñecas y sus uñas eran bastante largas que daban escalofríos, en ocasiones también tenia excremento y sangre en las uñas, pero su pañal estaba limpio y seco, 

Era una situación muy estresante, varias compañeras pidieron cambio de área   ya que salias de ahí sintiéndote moralmente en conflicto, los compañeros decían que era una posesión y yo me negaba a creerlo pero realmente

¿Como te explicas que el hiciera el mismo ruido, unicamente cada que fallecía algún otro paciente? ¿la mosquitera de las ventanas golpeada por dentro, si el estaba encadenado a la cama y esposado? ¿que se escucharan al mismo tiempo 3 a 4 voces? ¿la contorcion en su cuello y dedos de las manos? ¿las liendres secas diariamente, hormigas y moscas debajo de su cama? A pesar de las fumigaciones no cedían los insectos, así que esto me ha dejado muy impresionada y hasta la fecha lo sigo compartiendo ya que puse en tela de juicio mis conocimientos clínicos.

Lo dude, quizá estuve con un paciente  esquizofrenico y agresivo, cursando crisis psicótica o realmente con algo mas... No lo sabre, me gusta mantenerme imparcial porque lo viví de cerca, no fue algo que me platicaron o que leí, supongo siempre dije ser exceptica pero cuando te toca participar en algo así, debes de ver un poco mas allá de solo fármacos y neurotransmisores, estímulos y descompensaciones.

Te lo dejo a tu criterio, si también has tenido la oportunidad de pasar por una situación similar seria estupendo lo compartieras

Saludos.

La primera imagen en blanco y negro del blogspot es EMILY ROSE  es en realidad una joven alemana llamada Anneliese Michel. Desde su nacimiento el 21 de septiembre de 1952, Anneliese Michel disfrutó de una vida normal, educada religiosamente desde que era muy pequeña.

Sin advertencia, su vida cambió un día de 1968 cuando empezó a temblar y se dio cuenta de que no tenía control sobre su propio cuerpo. No pudo llamar a sus padres, Josef y Anna, ni a ninguna de sus tres hermanas.

Un neurólogo de la Clínica Psiquiátrica de Wurzburg, Alemania, la diagnosticó con el “gran mal” de la epilepsia. Debido a los fuertes ataques epilépticos y a la depresión que sigue, Anneliese fue admitida a tratamiento en el hospital.

Poco después de comenzar los ataques, Anneliese empezó a ver imágenes diabólicas durante sus rezos diarios. Era el otoño de 1970 y la joven estaba atormentada con la idea de que estaba poseída. Voces empezaron a perseguirla diciéndole que iba a “achicharrarse en el infierno”.

En el verano de 1973 sus padres visitaron a diferentes pastores solicitando un exorcismo. Sus requerimientos fueron rechazados. Los ataques no disminuyeron y su conducta se volvió mucho más errática.

En su casa en Klingenberg, insultaba, golpeaba y mordía a sus familiares. Se rehusaba a comer porque los demonios se lo prohibían. Anneliese dormía en el suelo de piedra, comía arañas, moscas y carbón, y bebía su propia orina.

Luego de hacer una exacta verificación de su posesión en septiembre de 1975, el obispo de Wurzburg, Josef Stangl, le ordenó al padre Arnold Renz y al pastor Ernst Alt a practicar un “gran exorcismo” a Anneliese.

La base para este ritual era el “Rituale Romanum”, él cual era un canon legal válido desde el siglo XVII. Se determinó que Anneliese debía ser salvada de varios demonios, incluyendo a Lucifer, Judas Iscariote, Nerón, Caín, Hitler y algunas otras almas atormentadas.

Entre septiembre de 1975 hasta julio de 1976 se le practicaron una o dos sesiones de exorcismo por semana. Los ataques de Anneliese eran tan fuertes a veces que debía ser sostenida por tres hombres e incluso hubo que encadenarla.

Se hicieron más de 40 grabaciones durante el proceso con el propósito de preservar los detalles. El último día del exorcismo fue el 30 de junio de 1976, y para este punto Anneliese sufría de neumonía, estaba completamente delgada y tenía fiebre muy alta.

Lo último que le dijo Anneliese a sus exorcistas fue: “Rueguen por el perdón” y a su madre le dijo: “Mamá tengo miedo”. Anna Michel grabó la muerte de su hija al día siguiente, el 1 de julio de 1976. De acuerdo a la evidencia forense, Anneliese murió de hambre.

Ana Lerma Relato Corto

Psycho


PSYCHO

Las húmedas hojas del árbol, junto a la ventana, que aún no habían cedido a la gravedad, orquestaban a mi oído, una melodía suave y serena; Que sabía perfectamente que era desconocida, pero sin embargo, me parecía al oído familiar. Me incorpore de inmediato apenas pude notar que no estaba en casa, ya que no sabía que dormía hasta que desperté sobresaltado, por los ruidos nocturnos.

- Mi aliento oxidado – (al menos sé que bebía, pensé tomando un suspiro hondo hasta llenar mis pulmones.)

Bajo lentamente la escalera alfombrada, escuchando ahora únicamente mi respiración. Mientras trato de recordar cómo es que llegue hasta aquí, desciendo con cierta reserva y temor, más al momento un relámpago ilumina, es así que alcanzo a ver, algo que parece un cuerpo, justo al frente del borde de las escaleras, apresuro el paso, aunque no quiero acercarme, más lo imposición de hacer lo correcto y ayudar me lo impide. Llego junto a el, quien ya estaba de pie, más la sombra del muro intermedio solo me permitía distinguir la mitad de su rostro, Comienza a sonreírme cínicamente y pregunta - ¿Ya sabes dónde estás? - …

Me alejo sin pensar y al cerrar apenas la puerta, me aleje corriendo como quien es perseguido por una fuerza involuntaria e incapaz de detenerme, por mi mismo. Me pierdo entre la nieve y cada vez es todo más claro, espere que al amanecer mágicamente solucionara, todo lo que mi mente, en ese momento había olvidado.

Espere horas, hasta que el cansancio me venció, y mis temores se avecinaron. Reaccione a algo que supongo me hizo correr, pero que en ese momento era imposible aceptar, (Estaba perdido), no sabía si estaba más próxima la medianoche o el amanecer, dependía de esta oscuridad y silencio, de este vacío inmenso en mi pecho, de esta nieve infinita, de un total silencio. Tenia urticaria en mis muñecas y enrojecido de tanto rascar la zona.

-¿Qué diablos?- grite.

Me recuesto abrazando mis rodillas, como un menor, y todo alrededor penetraba mi mente como destellos en alusiones dolorosas, traspasando el resto de mi entendimiento,

- Esa silueta en las escaleras, era yo - …

Los impulsos desenfrenados de resolver estos acertijos, me llevaron a regresar a pesar de estar más asustado que al principio. Pero resolví que estaba justo en el patio de la casa, de la cual había salido corriendo horas o días atrás.

Veo tendida sobre el suelo, a esta silueta; Entonces todos mis pensamientos vuelven fugaces y mi salivación aumenta al grado de pensar y casi babear al mismo tiempo, mis latidos explotaban en mi pecho, me arrodillo y sus muñecas nadaban en un charco de sangre muy viscosa, levante su mano (mi mano) en un intento desesperado de aceptación existencial, mas sin querer fue despegada del brazo, las mutilaciones en la muñeca finalmente la lograron desmembrar del cuerpo, en mi asombro levante la mirada sin saber que observar exactamente y fijo mi mirada en ningún punto, sin poder concentrarme en como sentirme y que continuara, suspiro y aprieto su mano desmembrada en mi pecho, vuelvo a bajar la mirada, observo que comienza amanecer sobre sus labios, veo poco a poco aclarar su piel, su rostro … …. Es esta, la chica de la noche anterior yaciendo desnuda y muerta ante mi.

El día antes de ayer

Era un fin de año y deambulaba por las calles empedradas de la capital. Todos parecían tan apresurados haciendo las compras, tan diminutos, tan nada, tan todo, Yo; en cambio: Buscaba una prostituta para pasar el fin de año en mi cabaña alejado de lo mundano, de lo efímero, del bullicio, del control.

Decidí antes, excederme en el alcohol en un bar céntrico, cuando camine junto al pabellón de homosexuales, lolitas, niñas y adolescentes no veía nada que llamara demasiado mi atención, excepto un hastió de solo ver ese desagradable lugar
Pensé en salir de la calle, cuando vi a una morena de perfecta figura torneada, a pesar de su vulgaridad, mantenía una cuidada larga melena ondulada, su rostro incauto, ocultaba mil sueños y fantasías rotas, Ella sería la primera.

Sin decir palabra la tome del brazo y la lleve hasta el auto, en el camino encendió un cigarrillo, quito su calzado me observaba por el reflejo del vidrio de copiloto. Al llegar a mi bien alejada cabaña, inmediatamente se desnuda pero la detuve. Le invite un poco de brandy, y lo sorbió de modo imprudente como si fuese una cerveza, dejo de parecerme atractiva durante ello… (-Debí tomar a una más joven pensé-)
De pronto me siento frente a ella a contemplar sus formas desnudas, el intercambio de miradas, de torpeza e inconsciencia no podrían haber imaginado lo que en seguida pasaría, el vínculo fue encender su segundo cigarrillo, Ella se acerca y baila sensualmente sobre mis muslos, no hice nada, pretendí dejarla desesperarse. Después la tome de un modo brusco en un solo movimiento para inmovilizarla al tomarle los brazos con una sola mano, caí sobre su definida espalda, al voltearla los impulsos desenfrenados de todos aquellos morbos de años atrás no pudieron contenerse dentro de mi placer al verle sufrir, comencé asfixiarla notando como su mirada se opacaba y sus manos intentaban luchar contra mi, hasta que dejo de respirar, mientras le seguí apretando la garganta penetrándola una y otra vez.
Aparte su cuerpo mientras termine la botella de brandy, me deshice de ella en el campo tras la cabaña, como quien se deshace de una mascota con quien nunca sintió empatía, junto a las demás.
Ya en casa recién cerraba los ojos y la escuche reír, Volví a intentar dormir, pero su risa se había escuchado cerca, al pasar por el pasillo note humedad en la alfombra de las escaleras, Fue entonces cuando perdí el sentido, y era todo lo que podía recordar, poco tiempo antes de que la enfermera me obligara a tomar la píldora que solía mantenerme dormido.

En este momento, atado a la cama, aun puedo escucharla tan real como el rechinido, de los zapatos de la enfermera cuando se aleja; Quien trae los medicamentos cada que vuelvo a morder mi lengua para no seguir gritando, es cuando ya no se si si acaso estoy soñando o recordando.


RELATO CORTO POR ANA LERMA.

El cadáver de la camilla 8

En mis 10 años como personal de Salud, como muchos colegas, he visto pacientes morir,  de todas las edades y bajo todo tipo de circunstancias.

Hoy les hablaré de Don Ernesto, ya que a la fecha sigue siendo punto de introspección en mi vida diaria.

(Parte 1)

Era una madrugada de julio del año 2014, Estaba en la sala de hospitalización hombres. Una de las zonas más sucias y realmente desagradable respecto al olor en toda el área.

Había muchos pacientes con pie diabético gangrenado, y no aislados y las enfermeras y yo nos turnabamos para salir a respirar aire fresco cada tanto. El aire acondicionado no funcionaba y se sentía el humor tibio emitido de cada paciente, debía haber algunos 25 esa noche en la sala. Muchos de ellos sudorosos, incómodos y aquejumbrandose del dolor.

En algún momento entre las 2 a 4am cae al área un paciente de terapia intensiva, Con diagnóstico de VIH + Diabetes tipo 2 + Pancreatitis, Pero el ingreso por traumatismo craneoencefálico, no expuesto.

La contusión no había alojado hemorragia interna hasta la hora y lo pasaron a la sala por ese motivo.

Pero obviamente, era claro; Que el paciente no pasaría la noche, lo notabas sólo con verlo.
En el area de la Salud, Tanto como Médico, Enfermeros, Intendencia, Nutricion, Psicologia, Quimicos y los que se involucran en el ambiente.

Sabemos que cuando cursan ciertos signos y síntomas, aunado de un caracteriztico aroma que emiten de la piel húmeda, es probable que entren en paro respiratorio, paro cardíaco, shock, descompensacion generalizada.

Algo que he notado estos últimos años en los adultos jóvenes y adultos maduros es que las palmas de sus manos están tibias y sus dedos muy fríos, refieren que quieren vomitar y terminan evacuando sustancia fecal semiliquida viscosa, peculiarmente fetida. He visto que el color es amarillo mostaza, verde bandera muy oscuro, o un extraño café anaranjadoso.

Yo estaba en mi rondin de administración de medicamentos en la sala de enfrente la sala de hospitalizacion mujeres, y viendo las curaciones, preguntando si se les ofrecía algo a los que no contaban con familiar, cuando en eso; Entra corriendo el Médico internista, supervisión de Enfermería y un par de Médicos Residentes. Pensé entre mi, seguro es Don Ernesto.

Entre los quejidos de los pacientes y la amena conversacion de:

"Hola buenas noches soy Ana, ¿se le ofrece algo? ¿Todo bien?" A lo lejos deje de escuchar el sonido/vibracion/zumbido del monitor de los electrodos, en el pecho de Don Ernesto, acompañado de un silencio.

Yo demore en curaciones, medicamentos, tendido de cama y cambio de venoclisis cerca de 1 hora, Justo me aseo y desinfecto mis manos cuando veo que no había más que 1 enfermera, me parece que estaba embarazada o era muy joven, no recuerdo exactamente como o porque, me ofrecí a amordazar a Él paciente de la camilla 8, seguramente no lo pensé demasiado al responder. Había salido de el otro hospital, que era particular y por cierto era muy contrastante la diferencia de un hospital privado al otro de gobierno, Sin embargo me sentía distraida, cansada y solo deseaba sentarme un momento.

Recuerdo que mis pies ya estaban hinchados y mis pasos ya no eran tan hábiles a esa hora.

Aun asi apresurada, Enseguida fui a buscar al familiar, para notificar que, en cuanto el cuerpo estuviera listo, lo llevaría al anfiteatro.

Me sorprendió el que nadie había querido entrar a ver al paciente aún. No parecían impresionados, dolidos o en proceso de duelo.

Usualmente algún familiar va a despedirse, a abrazarle por última vez, siquiera decir alguna palabra.

En este caso yo podía ver el hastío en su expresión, tan indiferentes, entre ellos sólo hablaban sobre sus pertenencias, si las quemaban o tiraban a la basura.

No hicieron caso a mi noticia sólo me regalaron una mirada de medio segundo, Miradas arrogantes de gente de clase media alta, de esas que te miran por encima del hombro, sólo para que te calles.

Me aleje directo a juntar el material, gasas, batas, guantes, bolsas de varios tamaños, botas quirúrgicas, lentes y gorro.
Al volver a ingresar a la sala fue inevitable toparme de frente al tufo que hermético aguardaba dentro, directo en la primera respiración mientras abrí las puertas.

(Parte 2)

Ingrese así nuevamente, no pude evitar notar que ya estaba el cielo más azul que negro, recorro el pasillo y veo enfermeras dormidas, sentadas abrazados de sus expedientes y Médicos dormidos sobre las camillas vacías de los pacientes.

Es un verdadero lujo dormir al menos 10 minutos continuos, en este tipo de salas tan demandantes.

Me acerco a la camilla numero 8, con el paciente Ernesto, con los cestos de basura correspondientes y el material necesario, puesto que nadie iba ayudarme era evidente que debía llevar todo, prácticamente, lista para el batallón de guerra.

Lo primero que note en su rostro es la linea grisácea que dejan las lágrimas en las mejillas hasta el mentón. Y un par de flebitis en el área de sus venoclisis.

La técnica de amordazar un paciente es quitar todos los artefactos y medios materiales, como agujas, sondas, electrodos, pinzas, catéter, venoclisis, puntas nasales, cánulas, y más, colocándolos en bolsas pequeñas dentro de el cesto o una bolsa residual, de modo cefalocaudal ( de la cabeza a los pies y al final los genitales ) Y tapar los orificios húmedos ( oídos, nariz, boca, perineo, vagina y recto ) con algodón, apósitos o gasas.

Centímetro a centímetro vi y memorice la piel de don Ernesto, un paciente joven de 45 años, Su piel me dejaba pistas sobre lo limítrofe de su vida y excesos, No justifico el rechazo de su familia, pero debió ser difícil para ellos. Sus dientes eran café como el de los adictos a la metanfetamina. Que hace que se perfore el esmalte de los dientes y que pueda estrellarse o romperse por completo. Sus nudillos tenían callos, tal como las personas que ejercen un ejercicio que desgaste las articulaciones quizá boxeaba, quizá le gustaba reñir o se metía en muchos problemas.

Existe una condición llamada "Melena" que son heces con pequeños parásitos, gusanos que apenas se alcanzan a ver. En ocasiones similares a puntos o rayitas amarillas. ( El estaba bañado en ella )

Asimismo, en cuanto termine la superficie cefalocaudal de Don Ernesto, cubrí sus pies con gasas ¿porque? Por que sus uñas eran tan largas que lo considere un riesgo, además de que despedían un olor muy fuerte, por el hongo.

Al cruzar su pierna para retirar el pañal desechable, me vi en la necesidad de gastar las ultimas bolsas, puesto que las heces se habían desbordado hasta su espalda, laterales y entrepierna. Los guantes son demasiados cortos, llegan justo a la muñeca. Esto fue muy complicado, el solo mantener al paciente en esta posición sin ayuda, ejerciendo tanta presión, El debía pesar algunos 95 - 100 kg. Creo que el no ponerme nerviosa, ni comenzar a desesperarme siempre me ha ayudado demasiado y esta vez lo puse en practica lo mejor posible, para limpiarlo rápido y efectivamente. Tampoco se deja impecable, puesto que en la morgue los bañan pero lo ideal es quitar el mayor residuo.

Las sabanas estaban ( contaminadas ) con secresiones, sangre y heces. Y no era muy sencillo apreciar si había quedado algún tapón de aguja, torunda, gasa, y demás. Sin embargo ya había retirado algunas que estaban entre las almohadas.

No puede haber un buen rendimiento profesional cuando se toman acciones deliberadas sin consulta. Muchos estudiantes medicos y enfermeros acuden solos a visitar a los pacientes y en el"trans" no avisan a las enfermeras, Sucede que ocasionalmente cambian curación, y olvidan notificar. Un médico en cambio siempre va acompañado de el personal y los estudiantes, durante las visitas.

Menciono esto porque una minoría olvida los guantes que se usaron entre las sábanas, una que otra torunda ( bola de algodón con alcohol ) que puede o no, ir con un poco de sangre.

Muchas veces me pongo a pensar sí me hubiera ganado el asco y no hubiera sido meticulosa probablemente habría mas exposición a la contaminación. De la cabecera de Don Ernesto saque dos tapas de punzocat, y gasas con secreciones. Las cuales estaban a la vista y cualquiera pudo haberlas retirado antes.

Digamos que en el camino se hubiera caído una de estas, Digamos que la chica de intendencia es regañada y por las prisas no usa sus guantes, Digamos que pasa una enfermera y lo tira al cesto.

Pensemos si esta gasa con secesión en lugar de ir al cesto de residuos, llega al de la basura común.

¿Cuantas veces hemos encontrado agujas, o torundas con sangre en el cesto?

A veces los contenedores de artefactos punzocortantes no están a la mano, lo se, pero lo ideal es tirar la basura en el lugar correspondiente. Aunque sea solo una gasa con secesión.

Hubo un caso aislado en Tamaulipas, hace diez años. Se tiro por accidente algunos dedos amputados y/o pie, se suscitó que un par de perros peleaban por estos. ( cuando a algún familiar le amputan un dedo, se desecha. Algunas personas se los llevan )

Y estos animales fallecieron por ese motivo, no sabrían decir de que paciente eran los dedos de los que se alimentaron los perros, pero, ¿y si ese perro hubiera mordido un niño? ¿Y si el paciente además de pie diabético y gangrena hubiera tenido alguna enfermedad infectó contagiosa?

En medida que avanzan los años y vemos los hospitales cada vez mayor equipados, con auditorías constantes asumimos que no podría suceder algo mas allá que dar de alta al paciente. Pero no olvidemos que los hospitales de gobierno, fecundan un sinfín de historias en cada funda de almohada, en cada lavabo, en cada quirófano, en cada bata.

Y el ser enfermero, medico o intendente. Es lidiar y ver soluciones ante estos detalles. Cada quien en relación a su empleo. Y cada quien asume que el otro hace bien su trabajo.

(Pero a veces no es así.)

Cuando llegó el camillero me saludo muy cordialmente, y lo acompañe al anfiteatro. A los pacientes que fallecen se les envuelve como "momia" o "faraón" en la misma sabana que tienen puesta, rodeada de cinta. Y al terminar se pone una hoja en blanco con: Nombre, Número de expediente, Sala, Hora de descenso.

Al llegar al anfiteatro, había mas de 5 camillas con "pacientes / cadáveres" afuera. Y nos grito el hombre al fondo, -Ya no caben, ahí dejalo -

El camillero encantado de la vida de dejarlo ahí, pero hace menos de 20 metros había una salita de espera para rayos X, y me imagine que las consultas comenzarían pronto, al amanecer. Y que habría niños, mujeres embarazadas y demás.

Me firmaron de recibido y me retire a buscar a la familia, mas ya no los encontré.

En la sala me detuve a atender a una señora que quería vomitar y le dije - enseguida vengo, debo lavarme las manos-

A lo que ella respondió -Todas dicen los mismo, ustedes no quieren trabajar, se la pasan tomando cafe-

Y así fue, las enfermeras, (incluida mi Tia Sylvia), me dijeron -Hey tomate un café ya vamos a salir.-

Otra enfermera fue a ver a la señora con náusea.

Y es así como terminamos nuestras guardias, con historias que contar, y recuerdos que vivir constantes.

Con los pies hinchados, con dolor de espalda, pero con todo un aprendizaje para formar la profesión. Experiencias y habilidades para fungir nuestros conocimientos, pero nada te hará mejor enfermero que la práctica en estos hospitales, donde vives la realidad.

Del que no importa cuanto reconocimiento busques, al final puede que fallezcas en una cama oxidada de cualquier hospital, donde nadie pretenda recibir tu cuerpo con urgencia.

Además, la audición es la última función que sigue activa después de morir. Imaginen que podemos escuchar mientras todos los médicos intentan resucitarnos, Mientras nuestros familiares se lamentan. Quizá no es perceptivo, es decir quizá no sentimos dolor pero el simple hecho de seguir escuchando, Me pone a analizar, las condiciones en que recibí a Don Ernesto.

El seguro estaba escuchando.

En los hospitales privados, donde he tenido la oportunidad de trabajar, no te topas con este tipo de situaciones muy seguido, además de que todo esta auditoriado, inventariado, monitireado, y permaneces todo el tiempo vigilado por cámaras.

Los dilemas en los hospitales privados oscila en repartir tu turno, entre atender las necesidades del paciente, llenar correctamente el expediente y resolver las demandas de supervisión o jefatura de Enfermería, así como auditores observando de modo inquisitivo tus errores.

Pero de eso les hablaré después....

( Ana Lerma 2017 )

Reflejo

Tengo algo en los ojos... Que ya no veo de modo normal. Tengo penas, Cantos, Versos muertos, Canciones y un poco de ternura marchitando...